Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La separación para el reciclaje en Gijón crece en el primer trimestre de 2019 y alcanza el 30% de los residuos

Votos

(Total de votos recibidos 16)

(Puntuación 2,13)

gijon

Los residuos orgánicos separados para el reciclaje en compost y biogás son los que más crecen porcentualmente gracias a la ampliación de las zonas de recogida que este año 2019 llegarán a El Llano y todo Pumarín alcanzando los 145.000 habitantes.

Las campañas de sensibilización ciudadana, el esfuerzo logístico y económico de mejora de los servicios de EMULSA y la implicación de los gijoneses son claves para el aumento del reciclaje que tiene como objetivo fijado por la UE alcanzar el 50% de los residuos urbanos generados en 2020.

La separación de residuos para el reciclaje ha crecido en Gijón en el primer trimestre del año un 9,7% hasta alcanzar el 30% del total de los residuos generados en el municipio, manteniendo la línea de crecimiento constante de los últimos años, con el objetivo marcado por la Unión Europea del 50% en 2020.

Por fracciones la que más ha crecido porcentualmente ha sido la recogida selectiva orgánica con un 136,9% debido a las ampliaciones realizadas en distintos barrios, seguida de la de envases con un 8,9%, el papel/cartón con un 3,9% y el vidrio con un 3,1% hasta los 4.532.710 Kg, de residuos separados para el reciclaje en Gijón.

La recogida puerta a puerta del cartón comercial también ha crecido en el primer trimestre de 2019 un 16,6%, y la del vidrio hostelero un 11,4%, mientras que los residuos totales generados en el concejo durante el mismo periodo han disminuido un 5% alcanzando los 21.535.340 Kg. , según los datos estadísticos de EMULSA.

El pasado año Gijón redujo un 11% los residuos en masa generados desde 2010, mientras que la separación para el reciclaje aumentó, en el mismo periodo de tiempo, un 9,8% (pasando del 17,4% en 2010 al 27,2% en 2018). En 2018 el total de toneladas de residuos generados en Gijón fue de 126.964, un 1% superior al 2017. La recogida selectiva para el reciclaje en contenedores de calle, (cartón, envases, vidrio), experimentó un incremento del 6% respecto al 2017, 17.937 toneladas, aumentando todas las fracciones: un 7% el cartón, un 11% los envases y un 3% el vidrio.

La recogida selectiva orgánica se incrementó en 2018 en un 45%, pasando de las 491 del 2017 a las 710 toneladas recogidas el año pasado, tendencia que se prevee que aumente éste año con una previsión de unas 1.570 toneladas al final del año, que supondrían un incremento del 120%. En el primer trimestre de 2019 se ha realizado la cuarta ampliación en los barrios de El Coto, Contrueces, Roces, Perchera-La Braña, Santa Bárbara y las zonas de Las Mestas, La Urgisa, una parte del Polígono de Pumarín y otra en Montevil en los que residen 42.516 vecinos con lo que en estos momentos 110.000 gijoneses disponen de este servicio de recogida selectiva orgánica para el reciclaje que volverá a ampliarse tras el verano en El Llano y Pumarín para alcanzar los 145.000 habitantes.

En los 4 Puntos Limpios de Gijón se han gestionado un total de 15.453 toneladas de residuos separados para el reciclaje, un 7,4% más que en el 2017. Las fracciones que mayor crecimiento han experimentado han sido: residuos de construcción y demolición, la madera tratada, los muebles, los vegetales y los eléctricos y electrónicos.

Los residuos vegetales se incrementaron en un 11% para un total de 2.135 toneladas.

Reutilización Con el convenio firmado entre EMULSA y EMAUS en marzo de 2018, se realizaron 290 recogidas domiciliarias de muebles y enseres, de ellas, 228 supusieron muebles que se destinaron a reutilización, lo que supuso un total de 20,2 toneladas de muebles reutilizables.

En el Espacio ReusApp de EMULSA ubicado en el Punto Limpio de Roces, y a través de la aplicación para teléfonos móviles Reusapp puesta en marcha a principios de junio 2018, 489 objetos han vuelto a tener un nuevo uso mediante el intercambio ciudadano gratuito. El peso de estos objetos fue 2.742 kilogramos.

El total de toneladas de ropa recogidas para su reciclaje o reutilización en 2018 fueron de 1.043, un 18% más que en 2017. De ellas, 924 toneladas son las recogidas por Cáritas Koopera en los 68 contenedores habilitados por toda la ciudad, a los que hay que añadir los 35 contenedores gestionados por Humana en espacios privados donde se han recogido otras 119 toneladas.