Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

EMULSA completará en marzo la recogida orgánica en las zonas pendientes de los barrios del sur del casco urbano

Votos

(Total de votos recibidos 1)

(Puntuación 5,00)

organica emulsa gijon
Esta prevista una nueva campaña informativa y de sensibilización ciudadana para exoplicar a los vecinos el funcionamiento del nuev contendor marrón y los beneficios del reciclaje orgánico en biogás y compost
EMULSA iniciará de forma progresiva en marzo la instalación y recogida de contenedores de residuos orgánicos para el reciclaje en diez zonas de varios barrios del sur del casco urbano que ya cuentan con este servicio municipal gratuito.

Para ello instalará alrededor de 350 nuevos contenedores de tapa marrón en diez nuevas zonas del Polígono de Pumarín, Nuevo Gijón, Montevil, Viesques y Nuevo Roces, La Calzada y parte de El Natahoyo donde ya se realiza la recogida separada orgánica. Estas diez zonas de la ciudad, que suman 19.000 viviendas y alrededor de 40.000 vecinos permitirán ampliar el servicio de recogida orgánica con eficacia y eficiencia de los recorridos que realizan los camiones recolectores de EMULSA.

Entre las nuevas zonas se encuentra el triángulo de calles situadas entre Sanz Crespo, Carlos Marx y la avenida de Portugal; el barrio de Santa Bárbara y parte de las que quedaban en Nuevo Gijón; todas las calles situadas al sur de Velázquez y de la Carretera de la Carbonera, así como las del entorno del Centro Municipal Pumarín-Gijón Sur y las situadas entre la Avenida Constitución, Gaspar García Laviana, Roncal y Pérez de Ayala; en la zona próxima a Viesques se suman todas las calles de El Coto y todos las situadas al sur de la Carretera de Villaviciosa y al oeste de Justo del Castillo.

A lo largo de 2018 se recogieron en Gijón 491 toneladas de materia orgánica en los contenedores marrones distribuidos por la ciudad. Es un 45% más que en 2017 y uno de los mejores porcentajes de incremento en la apuesta de la Empresa Municipal de Servicios de Medio Ambiente (Emulsa) por el reciclaje y la separación de residuos.

La recogida selectiva comenzó como proyecto piloto en el Polígono de Pumarín en 2015 y fue avanzando. A finales de 2018 se amplió la recogida a la zona oeste de la ciudad, parte de los barrios de la Calzada, Jove, Natahoyo y Lauredal que se suman a los barrios de Montevil, Nuevo Roces, Nuevo Gijón y Viesques. En total hay instalados 397 contenedores de fracción orgánica que atienden a unos 66.000 ciudadanos. .