Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La segunda fase de la campaña informativa de la recogida orgánica suma 4.984 gijoneses

Votos

(Total de votos recibidos 11)

(Puntuación 4,18)

organica pumarin
1.722 vecinos de Viesques, 680 de Montevil, 850 de Nuevo Roces y 1.732 de Nuevo Gijón se han sumado a la nueva recogida selectiva de residuos orgánicos en Gijón.
Tras el verano se realizará una tercera fase de ampliación probablemente en zonas de La Calzada, El Bibio y Las Mestas, si bien dicha previsión puede variar según los resultados que se vayan obteniendo. De esta forma se prevé dar servicio a aproximadamente unos 65.000 habitantes antes de fin de 2017.
El proyecto piloto desarrollado en el barrio del Polígono de Pumarín ha recogido, desde marzo 2015 hasta febrero 2017, 425.620 kg, un promedio de 17,7 t. / mes. En lo que va de año, se han recogido 38.320 kilogramos de residuos orgánicos (enero y febrero).
Nueve informadores de EMULSA desarrollaron, en los barrios de Nuevo Gijón, Viesques, Montevil y Nuevo Roces  la campaña informativa, puerta a puerta, para comunicar a sus habitantes sobre la puesta en marcha de la recogida orgánica.

La campaña informativa consistió en visitas puerta a puerta, puntos informativos instalados en las calles de los barrios y charlas sobre el funcionamiento del nuevo sistema de recogida con el quinto contenedor. Todos los vecinos que se inscribieron recibieron gratuitamente un cubo marrón para sus hogares y un folleto informativo sobre los residuos que se deben depositar el contendor de tapa marrón destinados a la basura orgánica.

Los contenedores son del mismo tipo a los actualmente instalados en el Polígono, es decir de polietileno de alta densidad, con el cuerpo de color gris y tapa color marrón. Asimismo, contarán con un sistema de cierre y control de apertura mediante la tarjeta ciudadana, que puede permitir incentivar a los ciudadanos que utilicen el servicio y conocer datos de cuantas personas participan, asegurando a su vez una mayor calidad de la recogida. Estos contenedores de fracción orgánica se instalarán al lado de los actuales contenedores de residuos no reciclables.

En los contenedores para residuos orgánicos, pueden depositarse, en bolsas de plástico cerradas, restos de: fruta y verdura, de carne y pescado, de comida cocinada, pan y bollería, cáscaras de huevo, marisco y frutos secos, posos de café e infusiones, tapones de corcho, servilletas y manteles de papel sucios... La apertura se realiza acercando la tarjeta ciudadana al sensor de la tapa del contenedor.

La recogida selectiva de residuos orgánicos es una de las medidas puestas en marcha por EMULSA para reducir los residuos y aumentar el reciclaje en Gijón, de cara a cumplir con la legislación europea, que obliga a que, en el año 2020, el 50% de los residuos de la ciudad sean reciclados frente al 24% actual.